Islandia “Tierra de Hielo y Fuego”…y Esquí

El nombre del país deriva del islandés Ísland, vocablo que proviene del nórdico antiguo, que significa «tierra de hielo».​ Sin embargo, el primer nombre del país fue Snæland («tierra de nieve»), acuñado por el navegante vikingo Naddoddr, uno de los primeros pobladores de las Islas Feroe.


Islandia está situada en el océano Atlántico al sur del círculo polar ártico, que pasa a través de la pequeña isla de Grímsey en la costa norte de Islandia.


Su territorio está formado por una isla principal, la segunda más grande de Europa después de Gran Bretaña, y por pequeñas islas e islotes adyacentes.


Si por algo se caracteriza Islandia es por su diversidad y por la belleza de sus paisajes.

Debido a su localización, es un país con gran actividad volcánica y geológica, cuenta con más de 200 volcanes, destacando el Hekla, Eldgjá, Herðubreið y el Eldfell.


El interior del país consiste en una meseta caracterizada por desiertos, montañas, glaciares y ríos glaciales que fluyen hacia el mar a través de las tierras bajas.

Una de las principales características de su clima es la variabilidad, pudiendo ser muy diferente en un mismo día, pasando de un día soleado y apacible a un día con fuertes nevadas y viento. Así lo dice un proverbio islandés, “Si no te gusta el tiempo que hace, espera cinco minutos”.


“Ski World Class Destination”


La razón por la que en Kaihópara hemos incluido este destino en nuestra oferta es la posibilidad de descubrir y disfrutar en Islandia algunas de las mejores áreas del mundo para practicar Freeride.