Mis 5 (+1) películas de esquí favoritas


En julio de 2010, durante los Nissan Outdoor Games tuve la oportunidad de coincidir con Glen Plake, una leyenda del ski, y asistir a la proyección de una película mítica: The Blizzard of Aahhh's

Aquí está nuestra selección de películas de esquí que todo aficionado del esquí debería ver:


1.- Der weiße Rausch – neue Wunder des Schneeschuhs es una película de esquí dirigida por Arnold Fanck y protagonizada por Leni Riefenstahl y el instructor de esquí austriaco, y padre del esquí moderno, Hannes Schneider. El rodaje se desarrolló íntegramente en St. Anton am Arlberg.

Realizada en 1931, esta película sigue sorprendiendo en la actualidad por su modernidad y espectacularidad.

La película fue una de las primeras en utilizar la cámara lenta y la fotografía de ángulo bajo para capturar tomas de acción.



2.- The Last of the Ski Bums es una película a la que nos une un vinculo especial. El tema principal de su banda sonora fue la sintonía de nuestro programa de radio Ski Paradise, pasión por la nieve.

Pero además es una pelicula aspiracional. Todos los que amamos el esquí siempre hemos soñado tener algún día la oportunidad de vivir una vida dedicada en exclusiva a nuestra pasión, alejados de las preocupaciones y responsabilidades del día a día.

En esta película tres ski-bums (Ron Funk, Mike Zuetell y Ed Ricks) son seguidos en su aventura por otro ski bum (Dick Barrymore), quien con una cámara Bolex de 16 mm, filmó cuatro meses de vida nómada recorriendo algunos de los mejores destinos de esquí del mundo. Cuatro individuos que hacen todos los días aquello para lo que otros tienen que trabajar cincuenta semanas al año.



3.- The Blizzard of Aahhh's es una película de 1988, realizada por Greg Stump, narrada en un estilo documental rock que ha significado un hito fundamental en la historia del Freeride.

Es una de las primeras películas de esquí profesionales y esta protagonizada por tres leyendas del esquí estadounidense Glen Plake, Mike Hattrup y Scot Schmidt, con una banda sonora y un vestuario innegablemente de los años