Una cuestión de confianza. Ski Paradise y Helly Hansen


Puerto de Navacerrada. 1974. Club de Esquí SEK El Castillo.

La evolución en los materiales y los equipos han transformado de manera radical nuestra manera de disfrutar de las actividades al aire libre. Y sin duda alguna el esquí alpino y los deportes de montaña son alguna de las actividades donde ese impacto se manifiesta de manera más evidente.


La evolución en los esquís ha modificado de manera dramática nuestra manera de esquiar y ha hecho más asequible su práctica a los nuevos practicantes aunque lamentablemente, -pero eso es tema para otro artículo-, el nivel medio de los esquiadores haya bajado de manera notable.


Pero sin duda es en la ropa donde el impacto, a pesar de ser menos evidente, ha sido mayor. Como esquiador veterano aún recuerdo esas primeras jornadas de esquí en el Puerto de Navacerrada. Sólo una desbordante pasión era capaz de mantenernos en las pistas a pesar de las condiciones meteorológicas adversas y unos equipos que a duras penas nos podían mantener secos y calientes.


También me vienen a la memoria esas jornadas de travesía durante mi estancia en la Compañía de esquiadores equipados con un rudimentario equipo cuya prenda básica era el uniforme de lana hidrofugada.


Ski Paradise. Saas-Fee. Diciembre, 2019

Pero en la actualidad las prendas técnicas han evolucionado de una manera tan brutal que han hecho realidad, también en la práctica del esquí, que ese aforismo de que no existe el mal tiempo sino diferentes tipos de tiempo sea una realidad.

Es difícil, sino imposible, echar la mirada atrás y pensar en disfrutar días de intensas nevadas y powder como lo podemos hacer ahora. La capacidad de los nuevos materiales en términos de retención del calor corporal, transpirabilidad e immermeabilidad eran casi imposibles de imaginar décadas atrás. Los textiles especiales tipo membrana han revolucionado la confección de la ropa deportiva para la práctica del esquí y las act