Garmisch-Partenkirchen. Descubre tu propia naturaleza.

La montaña más alta de Alemania, la pista de esquí más empinada de Alemania -el legendario descenso de Kandahar-, o el teleférico más espectacular de Alemania, junto con su proximidad al aeropuerto de Múnich y su fácil acceso en coche o tren, son algunas de las razones para visitar Garmisch-Partenkirchen.


Garmisch-Partenkirchen, es una ciudad de esquí en Baviera, al sur de Alemania, que hace frontera con Austria. Está situada a los pies de Zugspitze, la montaña más alta de Alemania (2.962 metros sobre el nivel del mar).

Garmisch-Partenkirchen, la antigua ciudad gemela "bajo el Zugspitze", es una de las estaciones de esquí más famosas de toda la región alpina. La ciudad bávara fue sede de los Juegos Olímpicos de Invierno de 1936, de las carreras Arlberg Kandahar desde 1954, de las Copas del Mundo de Esquí de la FIS desde 1970, de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino de la FIS en 1978 y 2011, y de los Campeonatos del Mundo de Esquí Alpino Junior de la FIS en 2009. Por ello, Garmisch-Partenkirchen se considera la cuna de las carreras de esquí en Alemania.

Garmisch-Partenkirchen-1.jpg

Hay dos estaciones de esquí en Garmisch-Partenkirchen y en la región de Zugspitz: Garmisch-Classic y Zugspitze.


En Garmisch Classic encontrará una variada estación de esquí con 40 kilómetros de pistas y cuatro descensos entre las tres montañas de esquí Hausberg, Kreuzeck y Alpspitze.


De un total de 40 kilómetros de pistas entre 740 y 2.050 metros sobre el nivel del mar, 25 km están cubiertos por instalaciones de fabricación de nieve, incluyendo las cuatro emocionantes pistas de descenso.

Garmisch-Partenkirchen-2.jpg

Hay pistas que garantizan el placer de esquiar para todos los niveles, con 12 km de nivel fácil, 18 km de nivel moderado y 10 km de nivel difícil.


También se pueden encontrar fantásticas pistas bajo la cima del Alpspitze, que ofrece una de las panorámicas más increíbles de los Alpes del Norte por encima de la línea de árboles. Merece la pena desviarse hasta el mirador AlpspiX del Osterfelderkopf para disfrutar de las increíbles vistas.

El área de esquí glaciar de Zugspitze es la estación de esquí más alta de Alemania.

Con 20 kilómetros de pistas con nieve garantizada, gracias a su altitud de entre 2.000 y 2.700 metros, los esquiadores pueden disfrutar aquí de una temporada extralarga desde mediados de noviembre hasta principios de mayo.

Tras la inauguración del modernísimo teleférico de Zugspitze en diciembre de 2017, el nuevo restaurante Panorama 2962 abrió sus puertas en julio de 2018.


El flamante restaurante es una excelente razón para visitar el Zugspitze. A una altura de casi 3.000 m sobre el nivel del mar, el restaurante multifuncional es una delicia arquitectónica y el lugar perfecto para disfrutar de una fantástica vista panorámica de más de 400 picos de Alemania, Austria, Italia y Suiza, incluidas las montañas más altas de los Alpes orientales, como el Großglockner (3.798 m), Wildspitze (3.768 m), Ortler (3.905 m) y Piz Bernina (4.049 m).

Pero en Ski Paradise tenemos otra buena razón para recomendarle que viaje a Garmisch-Partenkirchen. La cocina bávara es famosa más allá de los límites de la región. Merece la pena visitar las delicias bávaras, como el Schweinshaxe mit Knödel (cerdo crujiente con albóndigas y kraut bávaro), o el Auszogne (pastel de levadura frito con mucho azúcar en polvo). Así sabe Baviera.