• english.png

Grand Massif, un dominio lleno de contrastes

Situado en la Alta Saboya. Francia.

Situado en la Alta Saboya y frente al Mont Blanc, el dominio esquiable del Grand Massif ofrece un entorno bien preservado y un panorama impresionante.

El área esquiable del Grand Massif cuenta con 148 pistas para un total de 265 km: 20 pistas verdes para principiantes, 64 pistas azules y 50 pistas rojas para esquiadores de nivel medio y 14 pistas negras para esquiadores experimentados.

Desde esta temporada, con la creación de un nuevo sector denominado VILL4GES podemos optar por tres forfaits que nos permitirán esquiar respectivamente en Flaine; VILL4GES (Les Carroz, Morillon, Samoëns, Sixt); o en la totalidad del área esquiable del Grand Massif (Flaine, Les Carroz, Morillon, Samoëns, Sixt).

Creado hace más de 30 años durante el invierno de 1982-1983, Grand Massif es un destino excepcional tanto por su entorno como por la calidad de su área de esquí. Esta inmensa área de casi 40 000 hectáreas nació a partir de la unión de La Tête des Saix y las cinco estaciones de esquí que lo forman: Flaine, Les Carroz, MorillonSamoëns y Sixt
 

Además, la historia del Grand Massif está estrechamente vinculada a la historia de los deportes de invierno en Francia. Les Carroz instaló en 1939 el primer remonte de la historia.

 

GMDS (compañía surgida de la fusión de DSF y DSG), una filial de la Compagnie des Alpes, opera las estaciones de esquí de Flaine, Samoëns, Morillon y Sixt.

Flaine

Flaine es conocido con el sobrenombre del "big snowy bowl" debido a que tiene uno de los mejores registros de nieve en los Alpes.

Con un desnivel esquiable que va de los 1.600 a los 2.500 metros, Flaine ofrece una impresionante vista del Mont-Blanc a la que podrá acceder en solo 12 minutos utilizando el teleférico "Grandes Platières".

Flaine es una estación de esquí "ski-in / ski-out", donde todo está diseñado para que pueda disfrutar de sus vacaciones de esquí sin problemas.

Diseñadas por Emile Allais, el campeón de esquí francés, las pistas de Flaine 'siguen los contornos naturales de la montaña y permiten recorrer la zona del Grand Massif solo utilizando pistas azules al tiempo que disfrutamos del maravilloso paisaje.

 

La estación de esquí, que abrió sus puertas en 1969, tiene varios edificios en la lista de monumentos históricos franceses (Inventaire des Monuments Historiques de France), con sus típicas estructuras monumentales al aire libre (el visitante se sorprenderá con la fabulosa vista panorámica que combina esculturas monumentales, incluyendo "Boqueteau des 7 arbres" de Dubuffet (9,20 m de altura), "Tête de femme" de Picasso (12 m de altura) y los "Tres hexágonos de Vasarely (5,30 m de altura), con una impresionante vista del Mont Blanc).

Les Carroz, Samoëns, Morillon y Sixt

En el corazón del valle de Giffre, estas cuatro estaciones de esquí mantienen el aspecto de un auténtico pueblo de montaña. Un moderno teleférico los une con el área de esquí situada por encima de los 2.000 metros de altitud. Con pistas adecuadas para todos los niveles e impresionantes sitios naturales, el valle cuenta con la considerada como la joya del Grand Massif: una pista azul de 14 kilómetros que bordea la Reserva natural y enlaza Flaine con Sixt.

 

El Espace AquaCîmes des Carroz es un lugar que no debe perderse durante su estancia en el Grand Massif. Esta área de wellness de 1500m2 cuenta con una gran piscina exterior climatizada a 30 ° que en invierno nos permitirá disfrutar de nuestro baño al pie de los picos nevados.

Después de esquiar, en Samoëns podrá disfrutar del cálido encanto de los chalets y del ambiente de un auténtico pueblo de montaña. De hecho, el nombre "Samoëns" se remonta a 1167 d. C. y deriva de una expresión medieval que significa "las siete montañas", una referencia a los picos que rodean el pueblo: Cuidex, Vigny, Folly, Oddaz, Bostan, Chardonnière, Freterolles y La Vullie. Esta es la razón por la cual los habitantes de Samoëns son conocidos como "septimontains" (los hombres) y "septimontaines" (las mujeres).

 

En 2016 el Club Med abrió sus instalaciones en Samoëns lo que ha supuesto un importante impulso a las posibilidades de desarrollo de la estación de esquí.

Cuna de Antoine Deneriaz, campeón olímpico de descenso, Morillon ofrece un área de esquí relajante y familiar, en el corazón de una naturaleza acogedora y perfectamente preservada.

En Sixt-Fer-à-Cheval, el tiempo parece pararse merced a un entorno bellamente preservado, una arquitectura única y un rico patrimonio cultural. La visita a Sixt nos permitirá sumergirnos en el corazón de uno de los pueblos más bellos de Francia y recargar energías en rodeados de una gran reserva natural que cubre el 80% de su territorio.

 

En los últimos años las denominaciones de origen se han multiplicado en Europa para proteger y promocionar los productos de calidad locales. Coincidiendo con ese florecimiento de nuevas etiquetas regionales en 2014 se creó la etiqueta "Origine Grand Massif "en 2014 para promocionar los productos de la gastronomía local (queso, salchichas, raviolis, miel de las colmenas locales, etc.), la producción artesanal local como la piedra y madera en Samoëns, y las actividades culturales como la música y la poesía.

La preocupación por preservar este entorno privilegiado en el Grand Massif, llevo a la empresa responsable de la gestión a la certificación Green Globe de todo el del dominio (remontes, pistas y servicios complementarios) en Septiembre de 2016.