Pic du Midi de Bigorre, entre los 50 mejores freeride del mundo

En el corazón de la estación de La Mongie, se haya el teleférico del Pic du Midi que te lleva en tan sólo 15 minutos a 2877 metros de altitud: un ascenso espectacular a la alta montaña en dos etapas, con un cambio de cabina a 2341 metros, en el Pic du Taoulet. Empieza la aventura, no puedes dejar de mirar a todas partes y observar las montañas nevadas de los Pirineos, un espectáculo. El teleférico avanza silenciosamente, poco a poco nos aproximamos a la cima, a su fortaleza desde donde decidieron en el año 1873 instalar un pequeño observatorio, no fue un capricho, era el lugar perfecto.


Freeride en Pic du Midi. Foto: Axel Plagnar

Historia

En ningún otro lugar del Pirineo podemos observar el brillo de las estrellas como desde el Observatorio Astronómico del “Pic du Midi de Bigorre”, a 2877 m de alti­tud.

Su altitud y situación al norte del eje principal del Pirineo, convierten al “Pic du Midi” en un mirador excepcional de las más importantes cumbres de esta cor­dillera. La transparencia del aire y la escasa contaminación lumínica, atrajo la atención de diversos científicos para la realización de sus observaciones. Ya en 1873 se levantó un pequeño observatorio meteorológico en el Col de Sencours en la ladera suroeste del pico, cuyas ruinas pueden todavía observar­se cuando bajamos esquiando.



En 1878 se puso la primera piedra del ac­tual observatorio astronómico en la misma cima del pico y en 1908 se levantó la pri­mera cúpula. Para su construcción, hombres y mulas cargaron a sus espaldas este planetario durante dos años. Construido entre 1907 y 1908, el nuevo planetario de inmersión instalado en la Cúpula Baillaud, cuenta con más de cien años de antigüedad.