Tignes, una experiencia inolvidable

Situada en la región de Ródano-Alpes. Francia.

Tignes se encuentra situado en el valle de Tarentaise, en el departamento de Saboya, en la región de Ródano-Alpes, en el sureste de Francia.

La estación de esquí de Tignes comprende 5 localidades; Val Claret, Tignes le Lac, Le Lavachet, Tignes Les Boisses y Tignes-les-Brévières. Las tres primeras están muy próximas entre si y están situadas a 2100 metros. Les Boisses y Les Brevieres están situadas en la parte inferior del valle, encima y debajo respectivamente de la gran presa construida en 1952 y que sepulto bajo sus aguas a la antigua población de Tignes.

La estación de esquí de Tignes se desarrolló en gran parte durante la década de 1960 y el estilo de construcción refleja el diseño arquitectónico de la época. En los últimos años, Tignes viene trabajando para mejorar el aspecto de las nuevas zonas con bastante acierto.

 

El dominio esquiable de Tignes - Val d'Isère es una de las zonas de esquí más bonitas y grandes de los Alpes. 300 kilómetros de pistas de esquí adecuadas para todos los niveles, desde principiantes hasta expertos (verdes, azules, rojas, negras y "Naturide", itinerarios fuera de pista seguros, pero sin pisar). Tignes – Val d’Isère cuenta con una moderna red de 78 remontes.

Los remontes de Tignes han sido gestionados desde 1967 por la empresa STGM (La Société des Téléphériques de la Grande Motte). La compañía pertenece en la actualidad a la Compagnie des Alpes. Desde hace más de 25 años, la Compagnie des Alpes, una compañía líder en la industria del ocio en Europa, viene operando las estaciones de esquí más grandes de los Alpes franceses y algunos de los parques de ocio más importantes de Europa. CDA es el principal operador europeo de estaciones de esquí, y líder del mercado del esquí a nivel mundial.

El domino esquable conocido como Espace Killy debe su nombre a Jean-Claude Killy, ex corredor de esquí alpino que dominó el circuito mundial a finales de los años sesenta, ganando dos títulos de la Copa del Mundo, en 1967 y 1968. Fue además triple campeón olímpico, ganando los tres eventos alpinos en los Juegos Olímpicos de Invierno de 1968. El Espace Killy se extiende desde el Glaciar de Pisaillas sobre el Col de l'Iseran en Val d'Isère hasta el glaciar de la Grande Motte encima de Val Claret en Tignes. El dominio cuenta con un desnivel esquiable de 1906 metros. Su punto más alto lo encontramos en la parte superior del teleférico de la Grande Motte a 3456 m. Desde ese punto podemos descender esquiando hasta la villa de Tignes les Brévières a 1550 m.

La zona del glaciar permanece abierta en verano y otoño para la práctica del esquí con 20kms de pistas de esquí situadas entre los 3456 y los 3000 metros.

En 2018, después de más de 40 años de servicio, la "Société des Téléphériques de la Grande Motte" está invirtiendo en un plan de mejora a gran escala que finalizará con la sustitución en el teleférico de la Grande Motte de sus dos cabinas por unas de última generación y nuevo cable de tracción.

Entre sus objetivos, la STGM está trabajando para intentar reducir el impacto medioambiental de su actividad, por ejemplo, eliminando la mayor cantidad de pilonas de las montañas para asegurarse de que todos puedan disfrutar esquiando de una mejor experiencia en conexión con la naturaleza. El nuevo telecabina de Toviere, un remonte de 4ª generación que reemplaza al viejo "Aéroski", ha buscado además de mejorar en aspectos como la comodidad y la velocidad de transporte estar más integrado en el paisaje en la zona renovada de Tignes le Lac, cerca de la Maison de Tignes, la piscina "Lagoon" y el centro de deportes y congresos "Tignespace".

Pero Tignes es también un destino perfecto para los amantes del Freeride. 3200 hectáreas de esquí fuera de pista donde puedes dejar tus huellas sobre la nieve.

Durante los meses de invierno Tignes es 100% esquí.

Además Tignes ofrece además un montón de posibilidades para hacer de tu estancia una experiencia inolvidable.  ¿Qué te parecería descubrir el universo mágico bajo el hielo en el lago congelado de Tignes, o un subidón de adrenalina con un salto Bun J Ride, o admirar el magnífico paisaje nevado desde los cielos durante un vuelo en parapente?