Esquí en la alpina Gourette, los Pirineos en Mayúsculas

Sobre las pendientes del mítico puerto del Aubisque, encontramos la estación de esquí de Gourette, pueblo situado a pie de pistas, con una privilegiada orientación sur y adaptada a todos los niveles de esquí. Estamos en los Pirineos Franceses.


Espectacularmente alpina y blanca Gourette

Gourette es un paraíso en las alturas, cuando crees que no puedes ir más alto en una montaña topamos con Gourette, es impresionante el paisaje alpino que tenemos ante nosotros. Escoger Gourette como destino de esquí es elegir un lugar excepcional, combinando la autenticidad del Valle de Ossau y de sus habitantes con su fantástico clima y las costumbres del Bearn con un paisaje único.


Gourette es una estación de esquí que se caracteriza por ser muy familiar, aunque cuenta con pistas que van desde la iniciación hasta el nivel más exigente. Está situada a 1350 metros de altitud, sobre las pendientes del puerto de Aubisque, ofreciendo un panorama magnífico rodeado de cumbres que culminan a más de 2500 metros.


Gourette es una estación con un gran peso en la historia del esquí en el Pirineo, pues nació la temporada 1935-36 con la instalación del primer remonte de la cordillera. Se trataba de un telesquí y fue unos de los primeros de toda Francia.


Alejada de las aglomeraciones y a tan sólo 50 km. de la frontera española se encuentra Gourette (a través del puerto de Portalet). La estación se encuentra muy cerca de Pau y de todas sus infraestructuras, tren, aeropuerto, etc.


Sus 14 hectáreas para principiantes en el corazón del dominio esquiable, hacen que Gourette se convierta en una grata experiencia de aprendizaje para todos aquellos que se inician en el deporte blanco, es el denominado Happy Place con 3 alfombras y 1 telesilla para principiantes


También encontramos en esta zona de iniciación divertidos senderos y módulos de iniciación al freestyle.


Para los esquiadores experimentados

El dominio esquiable propone dos sectores para los esquiadores experimentados, Cotch y Pène Blanque, donde además de disfrutar del esquí podrán admirar fantásticas vistas. Si quieres más adrenalina tienes rutas técnicas y fuera pistas en el sector del Pène Blanque. Para contentar a los expertos, el dominio propone una zona fuera de pistas con una panorámica de los más espléndida, Bernazaou. Con sus 1250 m de desnivel, se accede a un espacio salvaje con vistas impresionantes de los Pirineos.


Esquí de travesía